Los antiguos túneles romanos podrían causar hundimientos peligrosos, 04 de diciembre 2013

Derrumbe de antiguos túneles Romanos

Aunque muchos turistas que pasean por las antiguas calles de Roma a simple vista no lo perciban por debajo de ellos se encuentra un laberinto de túneles mineros tallados por los primeros romanos que construyeron la ciudad. En la actualidad esos túneles cuidadosamente tallados por los ingenieros originales son un riesgo para la seguridad amenazando socavar las carreteras y edificios modernos.

Según un informe de LiveScience, la amenaza no es académica únicamente. En los últimos años, decenas de derrumbes se han documentado, y el número va en aumento.

En 2011, 44 calles o partes de edificios cayeron en las canteras. En 2012, el número aumentó a 77. Y lo que va de 2013, se han producido 83 incidentes. Ahora, los científicos están tratando de encontrar los puntos débiles para prevenir futuros desastres.

Geólogos trazando los túneles subterráneos de Roma para evitar que el suelo se derrumbe. (Photo: BBC/Screenshot)

“Las canteras existen debido a la geología de Roma”, dijo Kysar Mattietti a LiveScience. El paisaje italiano fue formado por los volcanes, y todavía lo es. Su volcán más activo, el monte Etna en Sicilia, ha entrado en erupción en numerosas ocasiones en los últimos meses. Cuando los primeros canteros descubrieron rocas volcánicas debajo de la capital del Imperio Romano, les parecieron ligeras y robustas. Las rocas fueron desenterradas en largas líneas estrechas fuera de la ciudad. A medida que Roma se extendía a las afueras, los diseñadores tuvieron el cuidado de cortar lo suficientemente estrecho para que los túneles no pusieran en peligro las estructuras por encima del suelo.

Pero la erosión entra en juego, y los constructores futuros no eran tan cuidadosos con las canteras, cortándolas más amplias y menos estables que sus predecesores, dijo Kysar Mattietti. “Una grieta nunca se detiene por sí sola”, dijo a LiveScience. “Siempre se hace más grande.”

Otra investigación de la Universidad de Sapienza de Roma considera que las dolinas romanas han sido causadas por otras cavidades subterráneas construidas no sólo como canteras, sino para el drenaje y catacumbas durante los últimos 2.000 años. “La presencia de estas cavidades puede fácilmente desencadenar el colapso de las capas superficiales o más profundas del nivel del suelo”, Giancarlo Ciatoli escribe en ABSTRACT.

Ciatoli habla de factores adicionales, incluyendo la escorrentía causada por la lluvia y la tierra suelta, que también han llevado a las dolinas. Informa que ha habido por lo menos 1.800 derrumbes entre 1875 y 2011.

Kysar Mattietti y su equipo han comenzado con tres áreas consideradas de alto riesgo de colapso. El derrumbre de los túneles ha dado como resultado un vacío de colapsado entre el túnel y el paisaje urbano superior. En algunos casos, dijo a LiveScience, el suelo, entre la superficie y el vacío es tan delgado que puedes estar en la cavidad y oír la ciudad por encima de tu cabeza.

Una vez que los científicos hayan identificado todos los peores lugares, los funcionarios los rellenarán con mortero.

Fuente: isciencetimes.com







Artículos Recomendados



Deja un comentario