Descubierta una tumba de 3.300 años de edad en Egipto

Descubierta una tumba de 3.300 años de edad con una pirámide en la entrada en Egipto

Una tumba recién excavada en un antiguo cementerio en Egipto alardearía de tener una pirámide de 23 metros de altura en su entrada, dicen los arqueólogos.

La tumba, que se encuentra en Abydos, data de alrededor de 3300 años. Dentro de una de sus cámaras funerarias abovedadas, un equipo de arqueólogos encontró un sarcófago de piedra arenisca finamente trabajado, pintado de rojo, que fue creado por un escriba llamado Horemheb. El sarcófago tiene imágenes de varios dioses egipcios e inscripciones jeroglíficas registrando hechizos del Libro de los Muertos que ayudaron a entrar en el más allá.

No hay momia en el sarcófago, y la tumba fue saqueada al menos dos veces en la antigüedad. Sin embargo, los restos humanos sobrevivieron al saqueo. Los arqueólogos encontraron restos óseos desarticulados de tres a cuatro hombres, de 10 a 12 mujeres y al menos dos niños en la tumba.

Descubierta una tumba de 3.300 años de edad en Egipto
Con fecha de alrededor de 3300 años esta tumba fue descubierta recientemente en un antiguo cementerio en Abydos en Egipto. FOTO CORTESÍA KEVIN CAHAIL

Puedes ver la galería de imágenes en Photos: Ancient Egyptian Tomb with Pyramid Discovered

La pirámide recientemente descubierta

Las cámaras que los arqueólogos descubrieron habrían residido originalmente bajo la superficie, dejando sólo la pirámide visible.

“En un principio, todo lo que probablemente se habría visto habría sido la pirámide y tal vez un poco del muro alrededor de la estructura para encerrar todo”, dijo Kevin Cahail, estudiante de doctorado en la Universidad de Pennsylvania, que dirigió las excavaciones en la tumba.

La propia pirámide “probablemente habría tenido una pequeña capilla mortuoria en su interior que puede haber sostenido una estatua o una estela con los nombres y cargos de los individuos enterrados debajo,” dijo Cahail a Live Science. Hoy en día, todo lo que queda de la pirámide son los gruesos muros de la puerta de entrada a la tumba que habrían constituido la base de la pirámide. Aún no se han encontrado las otras partes de la pirámide o bien no han sobrevivido.

Los lazos militares

No era raro que, en este momento, las tumbas de individuos de la élite contuviesen pequeñas pirámides, dijo Cahail.

La tumba fue excavada durante la temporada de verano e invierno de 2013 y Cahail presentará resultados en la reunión anual del Centro de Investigación de América en Egipto, que se celebrará en Portland, Oregon, entre el 4-6 de abril.

Cahail cree que la familia de Horemheb tenía lazos militares que les permitió darse el lujo de una tumba tan elaborada. Otra cámara funeraria, ésta con el sarcófago desaparecido, contiene figurines Shabti que se hacen a mano para hacer el trabajo del difunto en el más allá. Escrituras sobre las figuritas dicen que son para el “Guardián de la Cuadra, Ramesu (también deletreado Ramsés).” Esto parece ser un título militar y es posible que Ramesu fuese el padre o el hermano mayor de Horemheb, dijo Cahail.

Señaló que es interesante que tanto Horemheb y Ramesu comparten nombres con dos líderes militares, que vivieron al mismo tiempo que ellos. Ambos líderes se convertirían en faraones.

“Podrían estar efectivamente emulando sus nombres en estos poderosos individuos que eventualmente se convirtieron en faraones, o podrían haber sido sólo nombres que eran comunes en la época”, dijo Cahail.

 ¿Varias esposas?

Los huesos del equipo descubierto en la tumba indican que muchas más mujeres que hombres estaban enterrados en la tumba. Esto nos lleva a la pregunta de si Horemheb y Ramesu tenían varias esposas al mismo tiempo. Cahail dijo que la poligamia era una práctica común entre los faraones, pero es incierto si se practicaba entre la no-realeza.

Otra posibilidad es que la tumba fue utilizada para múltiples generaciones de una misma familia y contiene los restos de las hijas, las madres y otras mujeres de la familia. Sin embargo, otra posibilidad es que se reutilizó la tumba, sin permiso, en una fecha posterior.

Pruebas de radiocarbono, que pueden proporcionar un rango de fechas para los huesos, se pueden hacer en el futuro para ayudar a resolver el misterio.

“Uno se queda con la pregunta, ¿quién es toda esta gente?” Dijo Cahail.

Un tesoro de Jaspe

Uno de los artefactos más interesantes que el equipo encontró fue un amuleto con forma de corazón, hecho de jaspe rojo y verde. El amuleto de piedra dura se rompió en tres pedazos.

“Es un objeto bello y posiblemente uno de los mejores ejemplos tallados de este tipo de amuletos muy raros”, dijo Cahail.

“Probablemente estuvo en el pecho de uno de los fallecidos y probablemente habría sido algún tipo de collares y de oro y cosas por el estilo.”

El propósito de este amuleto en forma de corazón estuvo probablemente relacionado con los hechizos del Libro de los Muertos que dicen que el corazón del difunto no mentía. Los antiguos egipcios creían que, después de la muerte, sus corazones se ponen en una balanza y se sopesan con una pluma que representa ma’at, un concepto egipcio que incluye la verdad y la justicia. Si su corazón pesaba lo mismo o menos podían obtener la vida eterna, pero si pesaba más ellos eran destruidos.

“En esencia, tu corazón y tus buenas obras y todo lo que has hecho en tu vida se pesa comparándose al peso de la verdad”, dijo Cahail.

Fuente: foxnews







Artículos Recomendados



Deja un comentario