El viaje en el tiempo más extraño que jamás he visto

El viaje en el tiempo más extraño que jamás he visto

Dentro de los viajes en el tiempo y de todas las investigaciones que he realizado al respecto de los viajes en el tiempo he llegado a tres conclusiones: los que se producen de forma natural, los que se producen sí y solo sí todo es una simulación, y la intervención del fenómeno OVNI para conseguir y obtener algún tipo de reacción en el sujeto que vive el incidente para sus propios intereses.

En este programa, y ya con antecedentes previos, veremos un suceso ocurrido el 14 de febrero de 2012 en Puerto Ordaz-Venezuela, en donde hubo un fallo espacio-temporal que afectó a un telespectador que conducía un coche que se le averiaba, que duró tres horas, con dos testigos, mensajes de móvil, otro testigo que confirma la cantidad de tiempo que no fue vivido por el testigo y sobre todo unas características que ya hablan por sí solas: una ralentización de la realidad, fallos eléctricos y en el sistema de conexión nerviosa en el cerebro al respecto de un fallo de eco en su voz, y lo que es más importante, e inédito de todo:

Una visión del testigo desde dos lugares diferentes en momentos diferentes en el incidente de viaje en tiempo corroborado por la hermana de éste y esos otros dos testigos a los que hacía alusión anteriormente. La sensación térmica también aparece en forma de frío en este caso y la espectacularidad de la ralentización del caso es que todo se iba haciendo más lento, menos el telespectador, que lo veía todo perfectamente desde dentro y desde fuera de su coche aparentemente averiado.

Un caso aparentemente complicado, pero eso sí único en el tema de las posibles abducciones y la teoría de la relatividad, porque mientras que para el testigo apenas todo pasó en unos minutos, realmente estaban arrebatándole 3 horas de su vida, siendo encima su presencia confirmada en otro lugar por su mismísima hermana, la cual de forma inesperada, también entra en la ecuación.

Un incidente que no había visto jamás en la vida, porque tiene continuidad con casos de 2007 y 2020 y que toca a Einstein con su famosa ecuación de la relatividad, con abducciones y cambios en la realidad. Es completamente desconcertante para mí que encima, su móvil sí estuviera recibiendo mensajes entre medias del incidente ya que la hermana vio lo mismo que le pasaba a él en la autopista en donde ocurrían los hechos de la avería de su coche. Eso nos llevaría a que sí hubiera producido una abducción, y ese teléfono, en un entorno controlado, repito, se hubiera quedado en el coche.

Asombroso, e inédito, repito. Espero que os guste mucho.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
x Logo: Shield Security
Este Sitio Está Protegido Por
Shield Security