ATENTOS COMO NOS MANIPULAN

ATENTOS COMO NOS MANIPULAN

En este texto, el autor expresa su desagrado hacia un estudio que afirma que las personas que creen en teorías de conspiración tienen ciertos rasgos de personalidad y motivaciones específicas. El autor critica el estudio, argumentando que el término “teoría de la conspiración” fue creado por la CIA para desacreditar a aquellos que cuestionan el sistema oficial. Además, afirma que no se trata de teorías, sino de hechos de conspiración respaldados por pruebas. El autor sugiere que el estudio intenta catalogar a aquellos que se interesan en las conspiraciones como enfermos mentales. También cuestiona la validez del estudio, señalando que no se debería otorgar credibilidad sin considerar quién financia dicho estudio. El autor menciona la novela 1984 de George Orwell y su advertencia sobre la manipulación de la historia y la creación de enfermedades mentales para silenciar a aquellos que cuestionan el sistema. A medida que continúa, el autor critica las afirmaciones del estudio de que las personas que creen en conspiraciones lo hacen para sentirse seguras y superiores a los demás. Considera que esta afirmación es absurda, ya que aquellos interesados en las conspiraciones generalmente se sienten despreciados por la mayoría de la sociedad. El autor también critica la generalización de los rasgos de personalidad asociados con el pensamiento conspirativo, argumentando que muchos de estos rasgos son comunes en la población en general. En conclusión, el autor sugiere que el estudio es un intento de desacreditar a aquellos que cuestionan el sistema oficial y manipular la percepción pública sobre las conspiraciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.