La científico Dra. Wright, alumna de Einstein, testigo de un superviviente alienígena de Roswell: sorprendente revelación de la existencia subterránea

La científico Dra. Wright, alumna de Einstein, testigo de un superviviente alienígena de Roswell: sorprendente revelación de la existencia subterránea

En un ámbito de la ciencia donde la mayoría evita profundizar en lo inexplicable, la Dra. Shirley Jean Wright PhD (19/8/1929 – 1/7/2015) se erige como una anomalía. Wright no fue una científico cualquiera: Wright tuvo el extraordinario privilegio de trabajar con Albert Einstein durante sus primeros años académicos. Su historia nos lleva mucho más allá del ámbito de la química nuclear hacia algo verdaderamente sobrenatural: un encuentro con seres extraterrestres.

Trabajar con Einstein: una experiencia inolvidable

En su juventud, Wright tuvo la oportunidad incomparable de trabajar nada menos que con Albert Einstein. La experiencia fue parte de un programa de verano en química nuclear. Patrocinado por el gobierno o por una beca universitaria (Wright ya no está muy segura), este programa tenía como objetivo reunir a las mentes más brillantes del país. Aquí, era una “estudiante especial” bajo la tutoría de Einstein, un puesto que podía hacer cualquier carrera académica. Pero la mística de la narrativa del. Wright no termina con la tiza y los espectáculos del aula universitaria.

Una autorización de seguridad de alto riesgo

Wright alguna vez tuvo una autorización de seguridad, aunque no recuerda el nombre específico ni la clasificación. La autorización le permitió acceder a información ultrasecreta, pero lo más intrigante fue que nunca sintió la necesidad de un nivel tan alto de autorización después. Aunque publicó artículos en organismos respetados como la Academia Nacional de Ciencias, nunca volvió a entrar en el mundo de la información clasificada. Es decir, excepto por una experiencia inolvidable que trasciende los límites normales de la ciencia.

Contacto: No es de este mundo

Wright recuerda un evento extraordinario donde de alguna manera estuvo involucrada en el contacto con seres extraterrestres del Incidente de Roswell. Los seres, nueve en total, no se parecían a nada conocido por la humanidad. Tenían ojos enormes, casi de color marrón oscuro, y carecían de pupilas visibles. Sus cuerpos eran de color verde grisáceo, delgados y esbeltos, con rasgos faciales peculiares que incluían marcas en lugar de nariz.

VIDEO: Audio OVNI de 1993: La protegida de Einstein, la Dra. Wright, relata los extraterrestres de Roswell de 1947

Los seres vestían trajes de una tela desconocida, diseñados sin cierres, cremalleras o corbatas reconocibles. Los trajes incluían una insignia, curiosamente ubicada en el medio y no en el costado donde uno podría esperar una insignia o emblema.

Preguntas que quedaron sin respuesta

A pesar de lo arriesgado de la situación, los científicos, incluido Wright, actuaron con cautela al interrogar a estos seres. Preocupados por ofenderlos o enemistarse con ellos, el equipo sólo consiguió averiguar que estos extraterrestres vivían en parte bajo tierra y que los humanos les parecían “muy raros”. Sin embargo, los seres eran crípticos sobre sus métodos de procreación y estaban “limitados en lo que consideraban apropiado contar.”

Una pregunta persistente que surgió fue si estos seres tenían la intención de mantener contacto con la Tierra. Según Wright, “definitivamente” lo hicieron, pero parecían haber descartado ya la Tierra como un destino poco deseable.

Un relato incomparable

En su entrevista, Wright navega desde los pasillos del prestigio académico hasta los enigmáticos corredores del contacto extraterrestre. Su relato, si bien nos deja con más preguntas que respuestas, abre una puerta a posibilidades ilimitadas que se extienden más allá de nuestro mundo.

¿A dónde nos lleva esto? La extraordinaria narrativa de Wright amplía nuestra comprensión de lo que la ciencia, en su forma más pura, puede esforzarse por investigar: lo insondable. Mientras la mayor parte del mundo reflexiona sobre los problemas de la vida terrestre, tomemos un momento para reflexionar sobre las inolvidables experiencias Wright, que nos obligan a mirar hacia las estrellas y tal vez, sólo tal vez, vislumbrar lo inimaginable.

Fuentes: www.latest-ufo-sightings.net

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.